browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Belchite viejo, vestigios de una guerra

Publicado por el 26 marzo, 2013

ver mas sitios

turismo en zaragoza

Belchite viejo

Esa mañana , el cielo estaba tintado de nubes grises y claros azules. Las siluetas dentadas de los edificios en ruinas se asomaban imponentes a lo lejos y se iban haciendo más grandes y nítidas conforme nos acercábamos con el coche. Los pajarillos revoloteaban a ras de suelo, los altos molinos de viento giraban sin pausa como si estuvieran mezclando los ingredientes para conseguir una atmósfera llena de tranquilidad.

Resultaba irónico sentir una paz y un sosiego acogedor mientras nos adentrábamos en unas ruinas donde años atrás tuvo lugar una guerra, cruel y sangrienta , ……. como todas las guerras.

turismo en zaragoza

Belchite viejo

Al cruzar el arco de entrada, parcialmente rehabilitado, sentimos un gran respeto por ese espacio lleno de historia, de sangre, de dolor y destrucción. No había leído nada de la Batalla de Belchite, pero al contemplar estupefacta el estado del pueblo, de sus casas y sus calles pude entender durante unos minutos el horror de la guerra. Y aún así el entorno me asombró por su belleza, una belleza rota que no podía dejar de mirar. Casi éramos los únicos visitantes del pueblo y eso hacía que un extraño misterio envolviera cada piedra. El silencio era tan evidente que se escuchaba nuestra respiración y el sonido compacto de nuestras pisadas.

turismo en zaragoza

Belchite viejo

Las paredes de algunas casas amenazaban con derrumbarse en cualquier momento, cansadas de resistir en el tiempo, heridas e incapaces de mantenerse en pie. Porque en esos tiempos esas paredes resguardaron a familias enteras, fueron guardianas de secretos contados y testigos de lo que pasaba en la calle. Si pudieran hablar, hablarían de la vida rutinaria del pueblo, de las redencillas de cada familia, de las personas en sí mismas , de una época de esplendor, como las paredes de cualquier pueblo …. sólo que estas paredes ya sólo se acuerdan del ruido de las bombas y de gritos desesperados, de la huída y del miedo, de la pérdida y la desolación.

turismo en zaragoza

Belchite viejo

Y, sin embargo, siguen ahí, desafiando al tiempo, porque no pueden permitir que nadie olvide lo que pasó. Porque cada piedra que se desprende es un recuerdo que se esfuma y sólo esas ruinas son el vestigio de una guerra, la Guerra Civil Española y de una batalla, la Batalla de Belchite de 1937.

No han pasado muchos años y junto a Belchite el viejo se alza Belchite el nuevo, totalmente renovado , haciendole frente a un futuro nuevo y esperanzador aunque siempre arrastrando una sombra oscura e imborrable.

 
 

“Llegó con tres heridas, la del amor, la de la muerte, la de la vida”
Miguel Hernández – Poeta –

Fotos de Belchite Viejo

ver mas sitios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *